Aparatología selecta para el tratamiento de la celulitis

Aparatología selecta para el tratamiento de la celulitis
Vota esta entrada para mejorar esta web

Esta patología afecta varios tejidos de nuestro organismo, por lo que es necesario un tratamiento holístico que involucre aparatología diversa y apropiada según el tipo de celulitis que se presente, nos comenta la Lic. Mariela Gudiño del Departamento de Fisioterapia y Estética de CEC Electrónica.

La P.E.F.E paniculopatía edemato-fibro-esclerosante, comunmente denominada celulitis, es una entidad que produce alteraciones biológicas, fisiopatológicas y estructurales de los tejidos, modificando los contornos corporales y la superficie afectada, conocida como “piel de naranja”.

Teniendo en cuenta una clasificación amplia, pueden reconocerse 4 tipos de celulitis:

Edematosa: presenta una gran congestión flebolinfática. Es más frecuente en jóvenes y adolescentes, el síntoma de la “piel de naranja” se ve desde un principio.

Fláccida: se presenta en pacientes sedentarias con poco tono muscular, lo que produce deformaciones a la mínima presión y la “piel de naranja” se observa a simple vista.

Fibrosa: cuando persiste la extravasación de líquidos, los fluídos se van condensando y aparece la
fibrosis de los tabiques del tejido adiposo.

Compacta o dura: en estos casos el tejido es firme y bien tonificado. La “piel de naranja” se
advierte sólo al pellizcamiento. Por lo general se presenta en pacientes obesas o con adiposidad localizada con la presencia o no de nódulos.

Cómo empezar el tratamiento:

En primer lugar, destacar que no existe un único equipo para revertir la celulitis. Por las características anteriormente descriptas, esta entidad estética afecta varios tejidos por lo que requiere de un tratamiento holístico que involucre aparatología diversa, afirma la Lic. Mariela Gudiño.

Lo primero, y como en todo tratamiento estético, es drenar la zona a trabajar. Si bien la técnica de drenaje manual es la más indicada, la electromedicina de avanzada ofrece distintas opciones que ayudan a la evacuación de los exudados flebolinfáticos mediante presoterapia, terapias de succión y programas de drenaje con electroestimulación.
En los casos de celulitis edematosa, desde hace años contamos con los beneficios del ultrasonido de 3 MHz, el cual permite la reabsorción local del edema con la consiguiente reducción de la tensión superficial de la piel.

Cuando estamos ante una celulitis compacta o fibrosa, con adiposidad localizada, la ultracavitación es la técnica más recomendada, ya que facilita la disrrupción de la membrana celular del adipocito, de manera precisa y sin dañar la microcirculación. Esta técnica asegura tratamientos cortos, con resultados duraderos y visibles desde las primeras sesiones. Las aplicaciones son totalmente indoloras. Además, al no existir inflamación ni alteración de los tejidos
circundantes, no se necesita tiempo de reposo tras el tratamiento.

En celulitis fláccidas la electroestimulación sigue siendo una aliada a la hora del reclutamientonmuscular y para aumentar el tono. Con esta técnica logramos que los músculos de las piernas se comporten como verdaderas bombas musculares capaces de facilitar el retorno venoso.

Cabe destacar que tanto la presoterapia secuencial, como la terapia de succión facilitan el drenaje en todos los estadios, estimulando la reabsorción de los líquidos intersticiales y de las toxinas retenidas.

Si nos concentramos en el plano de la piel contamos con los insuperables beneficios de la radiofrecuencia. Esta técnica aumenta la circulación de la zona y permite tensar las fibras de colágeno y elastina, mejorando la apariencia de la “piel de naranja” y la flaccidez.

En cuanto a la electroporación, destacamos que es uno de los métodos más abarcativos y eficientes a la hora de atacar la celulitis, ya que nos permite tratar todos sus estados evolutivos mediante la introducción de principios activos acordes a los distintos objetivos planteados por el profesional.

Ejercicio y alimentación sana

Por último, es importante complementar el trabajo en gabinete con ejercicio físico diario: las caminatas, la natación y la danza suelen ser excelentes opciones. En cuanto a la alimentación, evitar frituras, gaseosas, alcohol, condimentos picantes, hidratos y azúcares en grandes cantidades. Sí se recomienda consumir proteínas del pescado, lácteos, frutas, verduras de hojas, espárragos, zapallo y calabaza.

Print Friendly

fina

Profesora de estética.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies