Diatermia Capacitiva

Diatermia Capacitiva
4 (80%) 2 votes

Introducción

La belleza es un deseo natural del ser humano. La imagen, tanto masculina como femenina, se cuida cada día más en nuestra sociedad a la vez que se buscan formas más armoniosas y perfectas, que nos hagan sentir mejor con nosotros mismos. La tecnología nos ofrece su mano como aliada en esta carrera y nos brinda con máquinas capaces de reafirmar tejidos, reducir contornos, introducir productos cosméticos en profundidad y combatir, en definitiva, el paso del tiempo. Como fabricantes de aparatología estética, somos conscientes de ello y creamos equipos de alta calidad, de innovadora tecnología y que obtienen efectividad en sus resultados.

La Diatermia capacitiva en la Estética

La Diatermia se perfila como un aliado indispensable en el tratamiento del dolor y la regeneración celular en el futuro de la estética. La versatilidad de su uso en una gama muy amplia de tratamientos se combina con las ventajas de la sencillez de su empleo y la eficacia de sus resultados. Resaltan la rapidez y la calidad de los resultados obtenidos, sobre todo en patologías que cursan con procesos dolorosos, donde se observa una importante mejoría ya desde la primera sesión. Sin embargo la investigación en este campo tiene más de un siglo de existencia.

Aplicaciones Estéticas

El uso del producto adecuado de acuerdo al tratamiento que se desee realizar. El equipo de diatermia nos permite realizar un abanico muy amplio de tratamientos sólo cambiando el producto. La corriente de diatermia transporta los principios activos del gel, de la crema o de la ampolla introducidos a mayor profundidad a causa de su efecto de vasodilatación. Esto significa que el efecto que la corriente ejercerá sobre los tejidos está íntimamente ligado al tipo de producto que se introduce junto a esta corriente. Por ejemplo: un gel reafirmante, tendrá un efector tensor o una crema anticelulítica tendrá un efecto anticelulítico.

TRATAMIENTOS SESIONES FRECUENCIA MINUNTOS
  • Faciales:
Arrugas. 12-15 2 ó 3 veces/semana 10 min.
Bolsas de ojos. 10 2 veces/semana 10
Rictus. 10 2 veces/semana 15
Reafirmación: efecto Lífting. 12-15 2 ó 3 veces/semana 20
Hidratación. 10 2 veces/semana 10
Nutrición. 10 2 veces/semana 10
Doble mentón. 15 2 ó 3 veces/semana 15
Marcas y cicatrices. 20 2 ó 3 veces/semana 15
  • Corporales:
Reafirmación 12-15 2 ó 3 veces/semana 20
(senos, abdomen, glúteos, entrepierna…)
Celulitis. 15 2 ó 3 veces/semana 20
Adelgazamiento. 20 2 veces/semana 20
Marcas y cicatrices. 20 2 ó 3 veces/semana 20
Estrías. 25 3 veces/semana 10
Hidratación. 10 2 veces/semana 20
Nutrición. 10 2 veces/semana 20
  • Depilación:
Depilación química progresiva 15-20 2 veces/semana 4-20
(axilas, ingles, piernas, brazos,abdomen…)

 

Otras aplicaciones del aparato de diatermia
El tratamiento del dolor

El calentamiento interno que produce la corriente de radiofrecuencia está indicado, entre otros, en casos como los siguientes:

  • Rigidez muscular y articular.
  • Dolores residuales.
  • Dolores crónicos.
  • Cicatrices dolorosas.
  • Procesos crónicos con predominio de fibrosis o inelasticidad: cápsula, ligamentos, fascias.
  • Rehabilitación, movilización, flexibilización, y potenciación.
  • Espasticidad y contracturas musculares.
  • Como vasodilatación, porque mejora la nutrición muscular, favorece la reabsorción de detritus, y mejora el metabolismo. También aumenta la nutrición del cartílago articular (post lesión y/o inmovilización) y flexibiliza las estructuras blandas.
  • Utilización en infecciones y patologías respiratorias :otitis, sinusitis, asma bronquial …
  • Utilización en infecciones cutaneas aisladas.
  • Utilización en el aparato cardiovascular : Enfermedad de Raynaud, Insuficiencia vascular periférica, Úlceras varicosas y úlceras por decúbito.
  • Utilización en otros síndromes dolorosos: Neuralgia de origen herpético, Dolor de origen neurológico, Distrofia simpática refleja (causalgia), Neuroma de amputación doloroso, Odontalgias.
  • Utilización en la neuralgia postherpética.
  • Utilización en el dolor lumbar :Lumbalgia ciática.

Historia de la Diatermia capacitiva

Fue Joule quien descubrió el principio que lleva su nombre según el cual todo conductor se calienta cuando pasa una corriente eléctrica a través suyo. En 1879 Ward comienza los ensayos con corrientes de alta frecuencia, dándose cuenta de que a mayor frecuencia disminuyen las interacciones con los sistemas eléctricos del organismo. Tesla y D´Arsonval afianzan estos conocimientos demostrando que la corriente alterna a una frecuencia superior a 10 kilociclos no tiene efectos nocivos sobre el organismo humano y que es capaz de calentar los tejidos en profundidad. A finales del siglo XIX, Von Zeyneck logra la primera aplicación demostrada del efecto Joule en el ser humano. Ya en el siglo XX, en 1908 publica un artículo donde describe diez casos de artritis tratadas por el nuevo método. A partir de ese momento médicos e ingenieros se esfuerzan por aportar más datos que confirmen el procedimiento. Dos años más tarde, Naegelschmidt estudia la acción calórica de las corrientes de alta frecuencia, efecto al que da el nombre de transtermia y, posteriormente, el de diatermia con el que hoy en día se conoce. Había nacido la termoterapia profunda.

La Era de la Diatermia

Los estudios de la aplicación terapéutica de las corrientes alternas entre 1 y 3 Megaciclos dieron lugar finalmente a la génesis de la era de la diatermia. Un mecanismo completamente distinto de los que hasta entonces se había empleado, pues con ella se había adquirido un procedimiento para poder elevar la temperatura del cuerpo o de cualquier territorio orgánico sin necesidad de aportar el calor desde el medio externo, sino que por el contrario, este calor estaba engendrado en la profundidad misma de los tejidos. Se había realizado un avance imparable cuyas consecuencias llegarían hasta la actualidad. La era de la diatermia había comenzado.
¿ Qué hace el aparato de Diatermia ?

El aparato de Diatermia permite hacer circular una corriente de radiofrecuencia por el cuerpo humano. La corriente circula entre la placa activa de aplicación y la placa pasiva metálica masa. Ambas placas están aisladas del exterior por medio de un cable grueso blindado con conector de radiofrecuencia. Esta corriente tiene la propiedad de atravesar materiales aislantes. Así no sólo atraviesa el material que recubre el electrodo activo, sino que también penetra a través de las capas de grasa o las zonas poco irrigadas del cuerpo humano.

La corriente de Radiofrequencia

Pero, ¿por qué una corriente de radiofrecuencia? Se utiliza este tipo de corriente porque consiste en un procedimiento de termoterapia por conversión de energía eléctrica que utiliza corrientes alternas de frecuencia muy elevada. Es por esta abundancia de cambios de polaridad de la corriente por segundo por los que una corriente eléctrica no es perjudicial para el cuerpo humano (en contraste con la peligrosidad de la baja frecuencia del alumbrado doméstico, por ejemplo). Como el calentamiento se produce en toda la extensión del circuito de tejidos comprendidos entre los electrodos, no importa la profundidad a la que se encuentren.

Efectos de la corriente

Por lo tanto, el primer efecto del paso de corriente de radiofrecuencia a través de todo tipo de tejidos es el aumento de temperatura. Este calentamiento aún siendo moderado tiene grandes efectos puesto que se produce en toda la masa viva. Sin embargo, no es comparable a un calentamiento “desde la superficie” como el que puede producir un baño caliente. La mayoría de reacciones en el seno de los tejidos se aceleran por la presencia de un campo eléctrico intensivo, como es el que se produce al aplicar la corriente de radiofrecuencia en un circuito en el que el cuerpo humano es el que actúa como resistencia. Los productos penetran más rápidamente gracias a la acción vasodilatadora que provoca el calor. Los tejidos absorven la energía de la corriente de radiofrecuencia selectivamente, produciéndose así un calentamiento selectivo de ciertos tejidos tales como la piel, la musculatura, el tejido adiposo, el tejido óseo, etc. La célula se equilibra eléctricamente. Y la temperatura aumenta. Por lo tanto, se activa el sistema de refrigeración corporal. Aún así cabe decir que el calentamiento superficial no es el determinante para elaborar un tratamiento.

Al propio tiempo de producir una elevación en el interior de los tejidos, se pone en marcha el sistema de refrigeración corporal al detectarse en ellos una elevación de temperatura. Este sistema de refrigeración por sangre permite disminuir la temperatura de los tejidos y aportar a esas células todas las sustancias que lleva la sangre. Por ello, conseguiremos una mejora de los tejidos en un número corto de tratamientos.

Efectos del calor sobre los tejidos humanos

  • Efecto vasomotor: vasodilatación local, elevación de la temperatura, hiperemia, aumento del metabolismo celular.
  • Efecto sobre la conductibilidad térmica del organismo.
  • Reduce la excitabilidad neuromuscular, por lo que reduce la espasticidad temporalmente.
  • Aumenta el metabolismo celular de los músculos y glándulas sudoríparas.
  • Efecto antiálgico, por activación hipofisaria, liberación de ACTH, que favorece la secreción de hidrocortisona; anti-inflamatorio. Liberación de endorfinas, con lo que disminuye la sensación dolorosa. -Bienestar psicológico.

Efectos reflejos a distancia. En otras palabras, los cambios biológicos más importantes que se experimentan a nivel interno con la corriente de diatermia capacitiva son:

  1. Aumento notable del riego sanguíneo.
  2. Aumento de la temperatura interna en varios grados, distribuidos en forma homogénea en la masa del tejido tratado.
  3. Aumento de la tensión de oxígeno en la sangre.
  4. Estimulación de las defensas naturales del organismo.
  5. Reducción de la tensión de ácido carbónico.
  6. Aumento local de los líquidos circulantes.
  7. Disminución de la vida media de los catabolitos tóxicos, entre ellos los radicales libres.
  8. Aumento de las defensas del organismo.
  9. Aumento de la velocidad de las reacciones metabólicas.
  10. Aumento de la velocidad de descomposición, absorción y asimilación de los productos como cremas, geles o ampollas introducidos, en el orden de 1 gramo/minuto.
  11. Reconocimiento eléctrico de la zona donde existe una disfunción.
  12. Drenaje de las toxinas en el Sistema Básico de Pischinger (medio intercelular).
  13. Equilibrio de la frecuencia de la vibración u oscilación de la resonancia celular.
  14. Mejora importante de los intercambios de nutrición metabólicos de la célula.

Una agradable sensación de calor

El paciente percibe externamente una sensación muy agradable de calor. Se inicia a partir de ese momento una normalización fisiológica más lenta, pero con resultados sorprendentes a las pocas horas. La aplicación de la corriente del equipo de Diatermia Capacitiva se traduce en la mayoría de los casos en una mejora muy importante ya al término de la primera sesión. La investigación en el campo de la Diatermia se ha prolongado a lo largo del siglo XX . La última innovación en este campo ha surgido a raíz de la invención de la placa, una superficie de tamaño superior que introduce cinco veces más energía.

La tecnología de la placa activa.

La investigación contínua por parte de nuestro laboratorio de ingeniería nos ha proporcionado un adelanto en nuestros equipos de Diatermia Capacitiva: la tecnología de la placa activa. Esta nueva técnica nos permite colocar una placa estática fija sobre el cuerpo, en lugar de tener que pasar continuamente un electrodo en movimiento. Una nueva tecnología creada para este equipo permite al profesional situar la placa activa sobre la superficie de la piel, sin temor de quemar como el electrodo por no estar en continuo movimiento. La temperatura de la placa se controla directamente a través del mando de potencia del aparato y crea una sensación de calor y bienestar muy agradable. La placa activa como innovación es un avance muy significativo a la hora de realizar tratamientos. Proyecta cinco veces más energía que un electrodo convencional y consigue resultados más rápidos y duraderos. Esta placa está compuesta por una estructura metálica interna recubierta por una lámina de silicona aislante que produce un efecto condensador.
Por una parte, activa internamente los productos que se han introducido previamente, ya que el gran flujo de energía que la placa activa inyecta en el organismo transporta en su corriente los principios activos del producto penetrado y le proporciona unas condiciones internas ideales para que estos principios se activen y lleguen a la célula destinataria.
Por otra parte, la gran superficie que cubre la placa permite identificar cuál es la zona dónde se halla el problema, porque se enrojece más al paso de la corriente. La célula enferma tiene una deficencia eléctrica con respecto a las células saludables. Por lo tanto, reconoce como propia la corriente de radiofrecuencia que penetra en el organismo y la absorve en mayor cantidad que una célula normal para incorporarla a su circuito elélctrico vital. Este hecho se manifiesta externamente por un hiperemia o enroquecimiento de la piel a nivel exterior. Así, la placa diagnostica precozmente la alteración o la dolencia que vamos a tratar y nos permite conocer cuál es su estado inicial.
El paciente controla el aparato: el mando-seguro.

Además de los resultados tan espectaculares que se han conseguido con esta nueva técnica, la placa activa permite al profesional ausentarse de la cabina con la tranquilidad de saber que el paciente tiene un control absoluto del aparato gracias a un pulsador de seguridad. Este pulsador es un mando que el paciente sostiene en su mano y que actúa como un seguro para que el paciente pueda desconectar la máquina sólo levantando su dedo pulgar del mando.
El medidor de dosis de la energía absorbida por el paciente: indicador del estado eléctrico de la persona.

Los equipos multiplacas llevan incorporados un innovador medidor de la energía absorbida por el paciente. Esta energía es la cantidad de corriente de radiofrecuencia que sale del aparato en función del mando de potencia, que penetra en el cuerpo humano a través de la placa activa, que es absorvida especialmente por las células de los tejidos en contacto con la placa activa, que atraviesa y beneficia a su paso los tejidos que se encuentran entre la placa activa y la placa pasiva (masa) y que, finalmente, regresa al aparato a través de esta placa pasiva (masa). La cantidad de energía que regresa al aparato, una vez atravesados los tejidos a través de los cuales fluye, queda registrada en un indicador luminoso en la parte frontal de la máquina.

Partiendo de la base que cada persona tiene una capacidad diferente y que, por lo tanto, actúa como un condensador de diferente valor en el circuito de la máquina de diatermia que él completa, la energía que el paciente recibe está condicionada por sus características físicas inherentes, por el problema que vamos a tratar y por su necesidad energética en general. Este medidor recoge la cantidad de energía que regresa al equipo tras haber atravesado el organismo del paciente.

Las dosis de energía que va contando este medidor exclusivo de nuestros equipos de diatermia nos revela cuál es el estado energético del paciente en el lugar exacto dónde se le ha colocado la placa. Cuando las dosis de energía pasan rápidamente, el medidor nos dice que la placa se encuentra situada en una zona donde existe un problema energético importante representado como una molestia, una dolencia o una enfermedad. Por el contrario, a medida que las dosis entran más lentamente en el medidor éste nos confiesa que los tejidos han experimentado una mejoría, que las células se están igualando eléctricamente y que se está llegando al equilibrio eléctrico en la zona. Esta ralentización del paso de dosis en el medidor viene acompañada de una disminución del dolor en la zona, de una activación de la energía y de una mejora de la situación del paciente en general. Por lo tanto, el paciente se mejora y ve la eficacia de los resultados. Así que el medidor luminoso de dosis actúa como un delator de la situación energética real del paciente.
El temporizador programable

Los equipos multiplacas cuentan con un temporizador digital programable, que permite al profesional preseleccionar el tiempo de aplicación de la corriente del equipo de diatermia. Unos pulsadores digitales representados por una flecha hacia arriba o hacia abajo le permiten ajustar el tiempo en minutos y, una vez transcurrido, le avisarán a través de un aviso acústico del fin de la sesión. Este temporizador simplifica el control del tiempo en cabina y agiliza el trabajo del profesional al no tenerse que preocupar por el tiempo de tratamiento.

La efectividad de los aparatos multiplacas de 1, 2 ó 3 placas activas

Los espectaculares resultados conseguidos a través de la tecnología de la placa, nos han motivado a desarrollar nuevos aparatos multiplacas más completos. Son los aparatos de 2 y 3 placas activas. Con este equipo, se podrán aplican 2 ó 3 placas activas a la vez (con sus correspondientes pasivas-masa) en aquellos pacientes que presenten varios problemas.
Por lo tanto, se podrán tratar problemas individuales con más eficacia, ya que inyectamos una mayor cantidad de energía en el cuerpo, y con más rapidez, puesto que el organismo enfermo encontrará su equilibrio energético general de forma inmediata. Un ejemplo de situación de las placas es el siguiente: utilizando el equipo de diatermia multiplaca de 3 placas podemos situar una placa en la espalda y las otras dos sobre cada una de las piernas. O se podría realizar una sesión de aumento del metabolismo celular general del organismo situando dos de las placas activas en la planta de los pies y la tercera en el abdomen. La colocación de las placas está siempre relacionada con el problema a tratar.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies