Qué es la Cavitación

Qué es la Cavitación
Vota esta entrada para mejorar esta web

¿Qué es la cavitación en estética?

La adiposidad localizada o lipodistrofia es una de las patologías estéticas más frecuentes del tejido adiposo que afecta a una determinada región corporal, albergando un mayor volumen graso que en el resto de la silueta.

La lipodistrofia puede producirse por un aumento del número de adipocitos, también conocido como hiperplasia, o bien, por un aumento del tamaño de los mismos, llamado hipertrofia. Los adipocitos son células que forman el tejido adiposo y su función es almacenar lípidos como triglicéridos y colesterol para convertirlos en reserva energética.

Los ultrasonidos son vibraciones sónicas que superan los 20.000 Hz; estas vibraciones se producen utilizando un transductor piezoeléctrico. El transductor tiene la capacidad de que cuando se le aplica una corriente eléctrica equivalente a la frecuencia de resonancia del material piezoeléctrico, transforma la energía en vibraciones mecánicas equivalentes a la frecuencia aplicada, produciéndose ondas de presión acústica.

Los ultrasonidos aplicados en cavitación estética varían de 25 a 40 KHz, recordemos que cuanto mayor es la frecuencia, su actuación será más superficial y por lo tanto, cuanto menos sea la frecuencia actuará a mayor profundidad. Si a estas frecuencias les aplicamos una potencia superior a 1000 W aseguraremos una frecuencia de emisión de 15 W/cm² que según los últimos estudios realizados optimizan el tratamiento consiguiendo mejores resultados de un modo seguro. Además, esta potencia tan elevada crea ondas ultrasónicas que alcanzan velocidades de 1.500 m/s en el agua y 1.380 m/s en el tejido graso.

Las ondas ultrasónicas generan en el tejido intersticial una estela de microburbujas, que siguiendo el principio hidrodinámico de la cavitación implosionan provocando roturas en las membranas de los adipocitos liberando el glicerol que hay en su interior. A través de la circulación sanguínea y del sistema linfático, el glicerol es enviado al hígado donde se convertirá en hidrosolubles para ser posteriormente, eliminados por la orina y las heces.

El efecto de cavitación estética se consigue al aplicar ultrasonidos de baja frecuencia con un equipo que disponga de una potencia de 1.000 W

 

La cavitación se recomienda en los casos en los que la persona presenta acúmulos grasos localizados que no suelen responder bien a las dietas ni al ejercicio.

Actualmente, en el mercado han aparecido aparatos de cavitación que pueden además, asociar otras tecnologías como la radiofrecuencia

Hay distintos sistemas de cavitación: la cavitación estable, la doble cavitación y la ultra cavitación, las utilización de los mismos dependerá de la necesidad concreta del cliente.

  • Cavitación estable: se generan de forma controlada y repetida microburbujas que luego implosionan. Así se rompen las difíciles estructuras de los depósitos
  • Doble cavitación: consiste en el uso de aparatología que produce 2 ondas de frecuencias distintas y combinadas que paralelamente a la producción de microburbujas, genera un aumento de temperatura interna que provoca una destrucción selectiva de la grasa tratada. Se puede combinar este tratamiento con el endomasaje que succiona y estira el tejido aportando oxigenación y una mejor irrigación sanguínea. Este tratamiento a diferencia de los otros, permite un efecto sonoforético y así penetran los principios activos. Esto significa un aporte importante de nutrientes que resulta muy beneficioso para el organismo. La doble cavitación está indicada para combatir acúmulos grasos en casos de zonas difíciles
  • Ultracavitación: este sistema incorpora ultrasonidos de baja frecuencia que logran romper el tejido graso sin dañar la microcirculación. Mediante las ondas que propagan vibración de ultrasonidos se generan una serie de burbujas que crean una compresión estable que permite separar los nódulos grasos, romper la membrana de los adipocitos y disolver la grasa que contienen. Este tipo de cavitación funciona mejor en casos de flacidez asociada por el efecto térmico que aplica.

Se aconseja someterse previamente, a un test analítico con estudio de la función renal y hepática así como el estudio del metabolismo lipídico. Es importante que el cliente se haga la analítica porque durante el tratamiento se liberan ácidos grasos en sangre y linfa y si los niveles previos ya son altos sería conveniente reducirlos antes.

Print Friendly

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies